lunes, 11 de abril de 2011

Las Claves para Comer Sano:

CLAVES PARA COMER SANO:

     Cuando empieza un nuevo año, con él aumentan los propósitos para mejorar nuestro cuerpo y mente: adelgazar, hacer deporte o dejar de fumar se convierten en prioridades y objetivos fundamentales. Va siendo hora de plantearnos que también es indispensable comer de una forma más sana. Una dieta equilibrada nos permite reducir y evitar muchas enfermedades, se agiliza la mente y ayuda a llevar una vida más gratificante y plena. Tienes doce meses para llenarlos de vida, ¡disfrútalos!

La importancia de desayunar:

     Comer en las primeras horas de la jornada no sólo beneficia nuestro organismo, sino que es vital para mantener nuestra mente activa. Numerosos estudios científicos demuestran, por ejemplo, que los niños que van a la escuela sin desayunar muestran una disminución de su capacidad física máxima, resistencia al esfuerzo, fuerza muscular, y capacidad de concentración y aprendizaje.

Cinco comidas al día:

     No estamos exagerando. Los nutricionistas recomiendan realizar entre cuatro y cinco comidas al día para estar sano y evitar ingestas copiosas. Para ello, es aconsejable reducir las cantidades en cada una de las tomas diarias; es la mejor forma de mantener una dieta constante y equilibrada. Se recomienda un desayuno generoso a primera hora de la mañana, tomar algo ligero como una pieza de fruta a mediodía, una comida equilibrada, una merienda suave a media tarde y realizar una cena ligera. Es importante que por la noche cenemos poca cantidad, ya que la necesidad de energía es menor. Además, el metabolismo trabaja más despacio, haciendo las digestiones más pesadas.

2 litros de agua:

     El agua es fuente de vida: un 60% de nuestro organismo está compuesto por este elemento. Además, el agua que consumimos trae consigo otras sustancias vitales, como sales minerales importantísimas en diversos procesos bioquímicos. Así, al beberla, podemos ingerir magnesio, calcio o incluso cloro. Es importante beber entre 2 y 3 litros de agua al día, lo que equivale a 8 vasos diarios, para "reponer" la cantidad de agua que perdemos durante la jornada, bien sea a través del sudor, la respiración o la orina.      La ingesta debe incrementarse en las siguientes situaciones: ejercicio físico, temperaturas elevadas, estados febriles, edad avanzada.

4-5 piezas de frutas y verduras:

     Una dieta saludable es la que incluye cuatro o cinco piezas de frutas y verduras al día, que pueden alternarse en el desayuno, comida y cena. Estos alimentos son ligeros, sanos y ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes. La población española consume unos 500 gr. diarios de media, según datos de la OMS para 2003, de los cuales más de la mitad corresponden a las frutas.

RAZONES PARA COMER SANO:

1.- Porque los hábitos que se aprenden durante la infancia y la adolescencia permanecen toda la vida. Un adolescente que come sano será, con toda probabilidad, un adulto que come sano.
2.- Porque con excepción del primer año de vida, nunca has crecido a mayor velocidad, y por lo tanto la adolescencia es la época de mayores necesidades de energía y nutrientes.
3.- Porque el número de jóvenes con problemas de trastornos alimentarios (anorexia, bulimia, vigorexia) aumenta día a día y estas enfermedades tienen graves consecuencias sobre nuestra salud.
4.- Porque para sacar el máximo provecho a los estudios y obtener mayor rendimiento y éxitos en las actividades deportivas, debemos tener un buen aporte de ciertos minerales y vitaminas. Una buena alimentación ayuda a tener mejores rendimientos escolares y deportivos.
5.- Porque los huesos sólo ganan calcio hasta el inicio de la década de los 20 años, después sólo podrás mantener la masa ósea que ya tengas. Si no ganas masa ósea antes de esa edad, tu esqueleto será siempre débil y tendrás mayor riesgo de sufrir fracturas.
6.- Porque muchas de las enfermedades que se manifiestan cuando se es adulto (la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, etc.) comienzan ya en la juventud, y son consecuencia, entre otras cosas, de unos malos hábitos alimentarios en las primeras décadas de vida.
7.- Porque tu cuerpo se transforma en un cuerpo de adulto y aumentan las necesidades de minerales como el hierro. La anemia frena el crecimiento, provoca cansancio y limita el rendimiento físico y psíquico.
8.- Porque desayunar todos los días es fundamental para el rendimiento, tanto en los estudios como en las actividades deportivas.
9.- Porque comer 5 comidas al día hace que tu organismo esté equilibrado y activo, y ayuda a prevenir enfermedades.
Y 10.... ¡Porque comer bien no tiene por qué ser aburrido!
Reacciones: 

1 comentarios:

curso dietetica y nutricion dijo...

muy interesante aporte. La nutrición es muy importante en la vida de cualquier ser vivo, por lo que crear adecuados hábitos de alimentación es indispensable a la hora de llevar una vida saludable.

Publicar un comentario